Cuál es mi tipo de piel y que productos usar



Puedes intentar invertir en las mejores combinaciones para productos de ducha, pero si tú no sabes cómo tu piel reacciona a estos, entonces nunca vas a disfrutar de sus beneficios. Esto se debe a que siempre tendrás problemas en tu piel, y esto se agrava ya que vas a utilizar algún producto de higiene específico después del anterior en un esfuerzo por abordar algunos de los problemas que puedas tener después de tomar tus duchas.
Los médicos han dicho en repetidas ocasiones que el tratamiento de los síntomas nunca quita la enfermedad, sino que es la raíz del problema la que se debe tratar. Sigue leyendo este artículo y averigua qué tipo de piel tienes.

Haz un análisis para saber qué tipo de piel tienes

Para poder elegir el mejor producto de higiene personal, ya sea jabón o gel, necesitas saber analizar tu piel y entender dentro de que grupo estás. La mayoría de las personas se encuentran entre uno de los cuatro tipos más importantes de piel, los cuales son los que se listan a continuación.

·         Piel normal

El tipo de piel normal es muy equilibrado y todo el mundo desea que este sea su tipo. Su porcentaje de hidratación, aceites esenciales naturales y su sensibilidad están equilibrados aunque apliques productos como un aceite hidratante o no. Sorprendentemente, las personas con este tipo de piel no tienen que hacer mucho para cuidar su piel y mantenerla en un estado óptimo, sino esta, por así decirlo, ya se ocupa de sí misma. Siempre que tome cantidades suficientes de agua, siempre estará en perfecto estado, así que puedes tomarte las duchas sin ningún problema.

·         Piel grasa

Si eres la típica persona que nunca aplica productos hidratantes a tu piel y está siempre brillante y húmeda, entonces tu tipo de piel es grasa. Este tipo es un poco sensible a muchos productos de higiene personal y la industria del sector ha desarrollado muchos geles para su utilización por las personas con piel grasa.

·         Piel seca

Incluso antes de definir este tipo, es necesario ser conscientes de que es el más afectado por los productos de higiene. La mayoría de estos productos eliminan grasa de la piel y como esta es seca, se podría decir que ni siquiera tienes mucha grasa para eliminar. Dicho esto, las personas con este tipo de piel sienten una picazón inmediatamente después de la ducha y la piel puede enrojecerse en algunos casos.

·         Piel sensible

Este tipo es igual que la seca en cuanto a sensibilidad. La mayoría de las sustancias químicas en los productos de higiene le afectan. A las personas con este tipo de piel se les aconseja que se mantengan alejadas de cualquier producto de higiene que esté perfumado, ya que sólo le hará más daño.

·         Piel combinada

Este tipo de piel parece que está seca unos días y grasa en otros, y todo esto puede ser molesto ya que significa que las personas que la tengan han de tener una botella de crema hidratante con ellos ya que le puede dar un “ataque de sequedad” en cualquier momento.
Una vez que identifiques tu tipo de piel entonces puedes seleccionar el mejor producto de higiene asegurarte de que el tiempo que pasas en la ducha te deja sin efectos secundarios.

Comentarios