Los problemas de usar un zapato con tacón muy alto y estrecho


Los tacones en las mujeres es signo de elegancia y algunas mujeres no saben andar sin ellos. Aunque para ello tengamos que sufrir las consecuencias y hacer muchas veces equilibrios para mantener el paso e incluso a tener lesiones.

La elegancia se paga con dolor

Nunca pasaran de moda pero hay que saber que los pies sufren las consecuencias. Y debemos extremar las medidas.
Si los pies están dolidos o hinchados y tienen durezas es que los pies están empezando a pasar factura y sufren. Puesto que los zapatos de tacón alto con punta estrecha, pueden afectar a los dedos, los nervios, las articulaciones e incluso la columna. Además dicen los expertos en el tema que un zapato bonito encierra unos pies desastrosos y sufridos.
De ahí aunque nos empeñamos en usarlos a diario no es recomendable puesto que los tacones con más de 3 cm, conllevan una sobrecarga que pueden causar lesiones en la columna vertebral.

La parte más afectada es el tendón de Aquiles

El que más sufre es el llamado tendón de Aquiles el tendón más grueso y fuerte del cuerpo puede inflamarse si abusas de un tacón de más de cuatro centímetros. Además, un zapato alto puede provocarte un acortamiento de este tendón, una lesión que puede generar muchos problemas.
Igualmente se te pueden quedan los dedos como garfios, los tendones sufre en un acortamiento en los dedos, por el abuso del calzado alto y estrecho. En los dedos en garra éstos se encorvan y apoyan sólo la parte delantera. En los de martillo hay una extensión excesiva de los dedos y una flexión de las articulaciones medias que generan callos dolorosos.

Soluciones para descansar los pies

Por lo tanto intenta alternar el zapato de tacón alto con otros de tacón más bajo y menos estrechos en la puntera, para darle respiro de vez en cuando a tus pies. Y un consejo, andar descalza es un relajante terapéutico para tus pies y más si te has calzado durante todo el día unos tacones de vértigo.

Comentarios